domingo, 30 de septiembre de 2012

EL BARRIO MAS PEQUEÑO DE MADRID


¿A alguien le suena el barrio de Pozas?, probablemente sólo los más mayores se acuerdan de él, era el barrio más pequeño de Madrid. 

Tenía forma de triángulo y estaba formado por tan sólo veintiuna casas repartidas en cinco manzanas. Contaba con dos calles (Solana y Hermosa), un pasaje (Valdecilla) y una diminuta plaza (Transmiera), con un árbol en el centro que alguien sugirió, fuera llamada plaza "menor" de Madrid.

Su situación hoy habría sido envidiable, en el triángulo comprendido entre las calles Princesa, Alberto Aguilera y Serrano Jover, en pleno Argüelles, aunque cuando se construyó a mediados del siglo XIX estaba fuera de la ciudad. 

Fue levantado por Ángel Pozas, quien dio nombre al barrio, así como a las calles, que fueron bautizadas con los nombres de los distintos pueblos de donde procedían él y algunos miembros de su familia.

Curioso barrio éste que, hasta el último día, conservó su aspecto tradicional a juicio de José Antonio Novais, que en un periódico municipal lo describió con bastante detalle: «Todas las casas del barrio tenían puertas de sólida madera, cerraduras de gruesa llave y un dintel de medio arco. El jambaje, de bloques de piedra cortada. De medio arco las ventanas y los balcones cuajados de macetas y flores. En el número 4 de la calle Hermosa vivía el escritor Lauro Olmo con su mujer Pilar, que amaba las flores y tenía buen gusto y mano para cuidar las plantas (...). Su balcón era el más hermoso y florido de Madrid».

Y ¿qué se puede decir de un barrio tan pequeño? Las casas tenían cuatro pisos y buhardillas y en los bajos estaban los comercios que abastecían a sus habitantes. En la pequeña plaza se hallaba el mercado de Transmiera y en su primer piso la escuela, lo que creaba un ambiente muy peculiar en la parte interior del barrio: niños que acudían o salían de la escuela y amas de casa en su compra diaria. 

También tenía dos tabernas, una en el pasaje de Valdecilla, que era frecuentada por Benito Pérez Galdós, vecino de la calle Hilarión Eslava y que era conocida por la taberna de las "siete puertas", porque cinco de ellas daban a este pasaje y las otras dos a Alberto Aguilera. 

La segunda taberna estaba situada dos manzanas más abajo ¡qué distancia en un barrio tan pequeño!, y era conocida por la del "republicano", por la ideología de su dueño.
El barrio sucumbió ante la especulación y fue derribado en 1972. En su lugar se construyeron los dos grandes bloques de El Corte Inglés y del Hotel Husa Princesa. * (Ver Barrio de Pozas).

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.
http://www.edicioneslalibreria.es/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario