sábado, 22 de noviembre de 2014

La nueva “policía turística”





Buenos y marrones días desde nuestro Madrid del alma :)

Según la Aemet, el cielo marrón que tenemos desde ayer es debido al polvo en suspensión procedente de África. En el centro de la ciudad rondamos los º14,9º de temperatura, un 69 % de humedad y ligera brisilla del suroeste de 7 km/h con rachas que pueden llegar a los 19 hm/h. Para hoy se prevé más de lo mismo, el cielo marrón y temperatura sin cambios. Pero avisamos: mañana lloverá. No lo decimos nosotros, ¿eh?, lo dice la agencia.

El sol se irá a dormir a las 17:54 horas, un minuto antes que ayer, y la luna, lunita, lunera ni está, ni se la espera, pues hoy hay luna nueva.

Esto es Prensa y Libros con alegría y simpatía y comenzamos con las siguientes noticias:

Las embajadas de algunos países como Gran Bretaña o Japón llevan años alertando a sus ciudadanos que extremen las medidas para evitar que les roben las carteras, móviles y cámaras de fotos, llegando a calificar como “peligrosas” la Puerta del Sol, la Plaza Mayor y las calles que rodean los museos.

El Ayuntamiento de Madrid fue consciente del perjuicio que esto suponía para una ciudad que vive del turismo y por eso, desde hace unos años se ven furgonetas de la policía municipal y nacional aparcadas en las aceras y agentes patrullando a pie y a caballo por las calles del centro.

Ana Botella ha aprobado el pasado mes de octubre la creación de una policía turística bajo el nombre de “Unidad de Atención al Turismo” a la que se podrán apuntar los agentes de la policía municipal que quieran (ayer se cerró el plazo) con la condición de que sepan inglés hablado y escrito. Se valorará también el conocimiento de otras lenguas y experiencia en atención a los ciudadanos, entre otros requisitos.


 Toda medida que sirva para garantizar la seguridad ciudadana, tanto para los madrileños como para los foráneos, es bienvenida.

Reunión de Salvemos los Cines y Teatros de Madrid





Ya podéis leer en la web de MCyP el acta reunión de la Plataforma Salvemos los Cines y Teatros de Madrid.
                                   
Cines y teatros en peligro como el Palacio de la Música (Mango pretende hacerse con él); el Real Cinema (pasará a ser edificio de viviendas de lujo con discoteca); los Cines Madrid (cuyas obras de desmantelamiento ya se están llevando a cabo); los teatros Calderón, Lope de Vega y Coliseum (que vende la SGAE a precio de saldo), etc.

Segunda oportunidad para los cines Luchana





Y hablando de cines, una buena noticia: los cines Luchana están de enhorabuena.

Llevan cerrados algo más de dos años y medios y ahora, tienen una segunda oportunidad: se reconvertirán en multisala de teatro con precios low cost. Afortunadamente  no han terminado siendo una franquicia de moda o de comida rápida.

Las obras de reconversión ya han comenzado y lo que antes eran tres salas de cine, a finales de febrero, fecha prevista para la inauguración, serán cuatro salas de teatro. Como cuenta El Confidencial: «Habrá programación todos los días de la semana y los fines de semana la idea es tener unas 20 obras en cartel diarias, que irán desde matinales para bebés e infantiles hasta teatro para adolescentes, funciones para adultos y sesiones golfas» (a ver qué entienden sus artífices por “sesiones golfas”).

Nuevo Futuro: el rastrillo solidario





Ayer se inauguró en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo una nueva edición del rastrillo solidario Nuevo Futuro. 46 ediciones lleva ya funcionando y recaudando fondos, este año para «financiar el centenar de centros de acogida para menores que tiene en seis países. Y atraer "a gente joven, de todas partes, es un acto para todos", aseguró la infanta Pilar de Borbón, presidenta de honor de Nuevo Futuro en la presentación de la nueva edición». Allí está también «Nora de Liechtenstein, presidenta de la Fundación Educación Activa, que ayuda a familias con hijos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y participa desde hace 13 años el mercadillo».

Setenta casetas y 8.000 metros cuadrados llenos de todo tipo regalos para estas navidades: joyas, ropa, perfumes...  que la asociación ha ido recogiendo mediante donaciones a lo largo del año.

El Café Central tiene los días contados





Si no ocurre un milagro, el próximo 31 de diciembre, el sonido de este histórico “templo del jazz” se apagará para siempre. En esta fecha termina la moratoria de la “Ley Boyer” que supone el fin de los alquileres de renta antigua para los comercios.

Según el catálogo municipal, el Café Central es uno de los 30 locales que forman parte del Patrimonio Cultural de Madrid en la zona centro. Y ni eso le salvará de tener que cerrar. En change.org ya se han recogido 32.000 firmas para evitar el cierre.

Es tristísimo lo que está pasando en Madrid por culpa de la crisis: comercios de toda la vida que echan el cierre porque no llegan a fin de mes e historias familiares detrás ahogados por las deudas. Los carteles de “Se vende local” y “Se alquila local” son miles por toda la ciudad. Y ahora, otro mazazo más: el fin de los alquileres de renta antigua. Cierto es que los dueños de los locales por fin van a poder ponerlos a precio de mercado pero en contrapartida, supondrá la desaparición de establecimientos centenarios y una gran parte de la historia de Madrid se marchará con ellos.

Hace unos días leíamos con tristeza que la Real Sociedad Matritense busca mecenas para evitar su desaparición. Madrid, nuestra ciudad del alma, necesita un mecenas que le salve de perder su historia para siempre.

¿Se imagina alguien Madrid sin Lhardy, Malacatín, Casa Yustas, El Anciano Rey de los Vinos, La Violeta, la Antigua relojería de la calle de la Sal, Taberna La Bola, la Farmacia Deleuze, el Café Gijón, la Antigua Pastelería Horno del Pozo, La Pajarita, Casa Labra, la Librería para los bibliófilos de Madrid, la Farmacia El Globo, el Horno de San Onofre, Sobrino de Botín, la pastelería La Santiaguesa, La Casa del Abuelo y tantos establecimientos centenarios con tantísima historia detrás? 

Si nadie lo remedia, Madrid se convertirá en una gigantesca franquicia.


¡Feliz sábado, sabadete... y mil gracias por leernos en el blog y en las redes sociales, así como por vuestros mensajes y sugerencias!